Silabario. Moldura del habla

 

 

“Silabario” se conforma como un mueble modular  plegable que alberga 80 moldes, cada uno correspondientea la silueta de una persona pronunciando una sílaba. El proceso de creación de estos moldes parte de la fragmentación y acotación de nuestra lengua en sílabas. Ciñéndonos únicamente a las compuestas por consonante-vocal y unificando aquellas que son fonéticamente similares, creamos una colección de 80 sílabas.

Documentamos en video el perfil de una persona vocalizando una por una las sílabas y obtuvimos los fotogramas clave del gesto de cada pronunciación. Estos 790 frames fueron trazados y cortados en madera. Una vez ensambladas estas facetas, las resellamos y modelamos con escayola, hasta obtener una textura lisa. Creamos un molde de silicona para cada uno de estos modelos con una madreforma de madera. Estas madres tienen unos orificios que permiten su ensamblado en grupos silábicos hasta componer palabras o frases.
Una vez unidos los moldes, positivamos en yeso para generar las molduras parlantes.

El silabario es en sí mismo una constricción. La limitación del número de sílabas restringe las palabras que se pueden componer. Aún así, las posibilidades de combinación son inmensas. Asumir las propias condiciones de este artificio y a su vez someternos a un ejercicio retórico autoimpuesto, nos sitúa en un lugar especialmente estimulante para nosotros: esquivamos así la traducción de nuestras propias consignas a la moldura parlante, para revelar esa otra voz que se esconde tras el lenguaje y nos decide y expresa más allá de nosotros mismos.
El uso de la retorica desplegada para cada moldura será siempre definida por el dispositivo mecánico que proyecta la sombra y activa su pronunciación muda. Para esta exposición, hemos colgado una gran plancha que gira verticalmente, proyectando una sombra con un movimiento de ida y vuelta desde el centro a sus extremos y viceversa. Este movimiento simétrico, que parte de un centro para atender a dos puntos de fuga, determina el palíndromo como su tropo esencial. Las molduras de esta exposición se conforman como tres frases palindromáticas autoreferenciales. Cada sílaba ha sido modelada para interpretarse de izquierda a derecha, sin embargo, el recorrido inverso de la sombra hace posible su reversibilidad. Es decir, la misma pieza pronuncia de izquierda a derecha “se” y de derecha a izquierda “es”. Así, las tres frases palindromáticas ideadas para este proyecto se pueden leer a través de 4 recorridos distintos:

 

esquema-664x344 Silabario. Moldura del habla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Frases palindromáticas contenidas en las molduras:

“Oye yesería; dime qué dice de mí, y me decide que mida y reselle yo.
Aquí va lisa, da rima ahí, la vi que equivalía a mirada silábica.
Oirá: va liso. Di base retórica. Aquí roté resabido silabario.”

Compartir: